Lancetilla está ubicado a escasos cinco kilómetros de la ciudad de Tela, en el atlántico hondureño y en el ambiente interior de esta belleza natural prevalece un clima tropical.

Lancetilla es considerado por estudiosos como un `santuario de plantas' de alta categoría en el continente americano y muestra maravillas naturales con la asistencia del hombre. Un inmenso huerto que sirve como templo de sabiduría para los que saben escudriñar y desean aprender.

El verdadero origen de Lancetilla empezó en 1925, cuando la United Fruit Company, fundó un Departamento de Investigaciones Científicas con el propósito de estudiar las enfermedades del banano y a la vez, analizar los medios factibles para cultivar otros productos tropicales de inmenso valor potencial.

Lancetilla posee colecciones más extensas de frutas nativas, asiáticas y de Oceanía en América Tropical, incluyendo la plantación más grande de Mangosteen y Garcinia Mangostanam en el hemisferio este.

El jardín incluye árboles frutales de diversos continentes, como el Keppel Fruit, que actúa como desodorante interno del cuerpo: el Mata Sabor o Quita Sabor que hace que todo tipo de comestibles se sienta con sabor dulce: El Proverbial duro de Malasia; el Pili Nut de Filipinas; el Wampi de Asia; la Nuez de Brasil y Supucaia de Sur América, la Cereza de Barbados; el Canistel de Polinesia; la Jaboticaba de Brasil; y el Rambutan y Carambola de Malaya.

En el Jardín también se encuentran las venenosas frutas de Estricnina y Akee. La fruta de Akee es venenosa cuando esta verde y comestible cuando está madura.

Los visitantes son bienvenidos a la Colección Nacional de Orquídeas. En el vivero se pueden encontrar plantas de árboles frutales y ornamentales para interior y exterior de diversas especies, las cuales están disponibles para la venta si usted lo solicita.

Los visitantes también pueden utilizar los balnearios designados en el área.

Observadores de pájaros que visitan Lancetilla son recompensados con la vista de pájaros llamativos, no comunes y raros.

Diversas especies de trogones motmots, oropéndolas y tucanes son comunes. Un observador persistente podría observar al Pajuil.

Los diversos habitats que se encuentran en la Reserva Forestal en el Jardín Botánico, son los secretos de este paraíso en donde uno puede ver más de 200 especies diferentes de aves hasta ahora identificadas.

Para más informaciones ingresa a: http://jblancetilla.org

Esta publicación fue posible gracias al financiamiento del Proyecto de Gestión Sostenible de Recursos Naturales y Cuencas del Corredor Biológico Mesoamericano en el Atlántico Hondureño (PROCORREDOR), a través de la Subvención 09, misma que es asignada al RVST a través de la Gestión de la Secretaria de Recursos Naturales (SERNA) y apoyo financiero de la Unión Europea. Sin embargo, las opiniones e ideas presentadas en esta página no necesariamente reflejan los puntos de vista de la Unión Europea.